Educación Espiritual y Yoga Prenatal

El yoga es una herramienta maravillosa para la mujer embarazada. La práctica regular de yoga durante el embarazo, hace que este sea más gozoso. Las posturas y respiraciones de yoga, ayudan a tener un cuerpo en forma, libera las tensiones físicas  promoviendo la relajación.




“El Yoga es una ciencia, arte y filosofía de vida psicofísica-espiritual, que integra estos tres planos de la existencia del ser humano entre sí y al individuo con el Universo, lo Supremo, Dios o el Todo, mediante el SAMADHI o estado de plenitud existencial, felicidad, dicha.” 

El Yoga enseña a desarrollar la inteligencia espiritual del ser humano, entendiéndola como la capacidad de adaptación afectiva, sentimental y anímica de un individuo a su entorno.
“Si decimos que la inteligencia espiritual del ser humano es la capacidad de adaptación afectiva, sentimental y anímica de un individuo a su entorno, el Yoga como ninguna otra ciencia, nos permite trabajar en la inteligencia afectiva (capacidad de entender y adaptarse a los sentimientos y afectos de los otros), así como nos permite trabajar con la inteligencia emocional (capacidad de entender y adaptar las emociones a nuestro ser)”Maitreyananda
En la actualidad el yoga se ha convertido en una cultura, en una forma de pensar, de sentir, de hacer, de alimentarse…

El yoga prenatal logra que la mujer embarazada se adapte a los cambios de su cuerpo, cultiva la inteligencia espiritual, y procura que su mente este calmada y en unidad con su propósito de vida en ese momento que es el de gestar y dar a luz.

El yoga prenatal  busca reconectar a la mujer con el principio básico de la maternidad, que es el estar en el presente, consecuente con su estado, en plenitud, en dicha, en contentamiento. Las posturas físicas que se trabajan dentro de una práctica de Yoga Prenatal, fortalecen el cuerpo físico, rompiendo las corazas emocionales que se acuñan en el cuerpo, liberando el miedo, la angustia, logrando un estado de bienestar total. 

El yoga ayuda a la embarazada a confiar en su cuerpo, a confiar en su respiración, a confiar en ella misma como mujer dadora de luz, a conectarse con su instinto.

Ana Maria Palau
Doula AMA
“Si decimos que la inteligencia espiritual del ser humano es la capacidad de adaptación afectiva, sentimental y anímica de un individuo a su entorno, el Yoga como ninguna otra ciencia, nos permite trabajar en la inteligencia afectiva (capacidad de entender y adaptarse a los sentimientos y afectos de los otros), así como nos permite trabajar con la inteligencia emocional (capacidad de entender y adaptar las emociones a nuestro ser)” Maitreyananda

El Yoga Prenatal  busca que la mujer embarazada se adapte a su cuerpo, también alinee su mente y sienta su espíritu, cultivando la inteligencia espiritual,  adaptándose a los cambios físicos, y procurando que su mente este calmada y en unidad con su propósito de vida en ese momento que es el de gestar y dar a luz. 

El Yoga Prenatal reconecta a la madre con un principio hermoso, que es el estar en el presente, consecuente con su estado, en plenitud, en dicha, en contentamiento. Las posturas físicas que se trabajan dentro de una práctica de Yoga Prenatal fortalecen el cuerpo físico, rompiendo las corazas emocionales que se acuñan en el cuerpo, liberando el miedo, la angustia, logrando un estado de bienestar total. 

El ritmo de vida contemporáneo, nos lleva a pensar una cosa mientras estamos haciendo otra, y el yoga ayuda a la embarazada a confiar en su cuerpo, a confiar en su respiración, a confiar en ella misma como mujer dadora de luz, en conectarse con su instinto.

 “Los aspectos emocionales, espirituales y físicos del embarazo son vitales y no deben ser ignorados. Hay que potenciar y apoyar el potencial de fortaleza interior, de cambio y transformación tan importante durante esos meses. ” Sabatini.

La sociedad actual es un gran reto para ese trabajo, pero lo bonito es que cada día hay más mujeres interesadas en gestar y parir de una forma natural, y más personas queriendo ayudar en este proceso. Para que esta sociedad  pueda cambiar, es necesario entender que el primer lugar que debemos proteger y cuidar es el útero materno, ahí donde se gesta la vida. Hay que proteger y cuidar a la mujer y el vínculo primordial que hay entre ella y su hijo o hija, ese vínculo que es en un principio espiritual. Hay que fortalecer la confianza de las mujeres en su propio poder como madres, como mujeres, como humanidad. Y recordar como dicen grandes maestros y maestras, que somos seres espirituales teniendo experiencias  materiales. La fuerza de lo inconmesurable, esta ahí, al alcance de todos y todas, y una mujer en gestación esta llena de totalidad.




Ama

Comentarios

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Las Doulas, Mujeres apoyando a Mujeres

Esencias Florales en el embarazo

Sobre anatomía energetica de la mujer y empoderamiento femenino